Un Kuguel Con Historia

Este kuguel de fideos es famoso como el tradicional Lokshen Kuguel. Se acostumbra a comerlo al mediodía o se sirve en los kidushim después de la tefila de Shabat a la mañana.
En casa nos encanta, sobre todo a mi, es dulzón y es riquisimo, yo lo solía hacer de vez en cuando hasta que el Shabat pasado, leí un articulo en una revista que explicaba el origen y el porque se come este kuguel de fideos, y les cuento que después de enterarme de esta linda historia y de esta, porque no, linda segula, lo empezare a hacer cada Shabat.
La historia cuenta que en los  tiempos de Rav Israel, el Kozhnitzer Maguid, se acostumbraba a comer el lokshon K. solamente después de la tefila de Shabat a la mañana, hasta que un día, una pareja fue a pedirle al Magid de Kozhnitzer que los divorciara, y la razón fue que al marido le gustaba comer el kuguel en Shabat la mañana, como el sabia que era la costumbre, y ademas era cuando todavía tenia buen apetito para disfrutarlo. La esposa nunca había escuchado tal costumbre en su vida, en su casa el kuguel se comía en la seuda. Como el Maguid no encontraba una solución para esta pareja, decidió divorciarlos.
La esposa del Maguid habiendose enterado de la resolución, y no estando de acuerdo, sugirió que la esposa comenzara a hacer dos kuguels, uno para la seuda de Shabat y uno para antes de la seuda. La pareja quedando encantada con la solución, volvió feliz a su casa.
Después de ver esta feliz actitud en la pareja el Maguid de Kozhnitzer declaro, “si comer lokshen kuguel en el kidush, trae Shalom Bait, quiero que mis hijos también adopten esta costumbre, y así fue como se expandió esta segula.
Otra segula de este famoso kuguel es de parnasa. Rav Pinjas de Koretz, explica que la tradición viene de Pesajim118a, y dice, traer dinero al hogar es difícil ( kashin), ya que la palabra “lokshen” suena como “lo kashin ( no difícil)”, es esta la razón por la cual también comemos este kuguel, pidiendo a  Hashem que nos provea con una buena parnasa “no difícil” y un buen pasar.

Ingredientes:
1 paquete de fideos en forma de cinta semi gruesa
2 cucharaditas de esc. de vainilla
1/2 cucharadita de sal

1 vaso de azúcar
5 huevos
3/4 vaso de aceite

1 cucharada de azucar
1/4 cucharadita de canela
3/4 vaso de cornfleks triturados a mano

Procedimiento:
Cocinar los fideos, y dejarlos unos minutos menos de lo normal. colarlos bien y pasarlos a un bowl.
Combinar todo el resto de los ingredientes menos los tres ultimos, mezclar bien y agregarlo a los fideos, colocarlo en”dos” fuentes de horno mezclar los ultimos tres ingredientes y espolvorearlo por arriba. Cocinar en horno precalentado a 180 grados por 40 minutos o hasta que probando con un escarbadientes salga seco. Uno lo usan para la seuda y el otro lo pueden frizar perfectmente para la proxima semana.
Shabat Shalom!

4 thoughts on “Un Kuguel Con Historia

  1. laura

    debbie!
    me encantan todos tus recetas, son barbaras!!!
    al kuguel le puedo suprimir los cornflecks?
    quiero probar la receta para shabat!

    Like

  2. Debbie

    Si Laura, no hay ningun problema, lo que el cornfleks le da es un toque crunchi y especial, pero todo es cuestion de gusto. Espero que les guste, Shabat Shalom!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s